Oslo con niños en 15 planes para viajar todo el año

por | Dic 16, 2017 | Consejos, Destinos, Viajar con niños | 0 Comentarios

Viajar a Oslo con niños ha sido sin duda un gran acierto. Cuando hace poco más de un año encontramos unos billetes muy baratos para viajar a Oslo y, en un impulso casi irrefrenable, los compramos, nos asaltó la duda que casi siempre nos asalta cuando vamos a visitar una gran ciudad: ¿Sería una buena idea viajar a Oslo con niños?

La respuesta es sí, sin duda. Oslo es una ciudad de lo más amigable para los más pequeños de casa, con una buena oferta de museos interesantes para adultos y niños, multitud de opciones de realizar actividades al aire libre, una gastronomía de los más variada, un centro urbano fácilmente accesible a pie así como una buena red de transporte público para llegar a las visitas más alejadas y una planta alojativa apta para todos los gustos y bolsillos.

Cuándo viajar a Oslo con niños

A cualquier persona que le preguntes, incluso si no ha estado en el país, imagino que te daría la misma respuesta que te vamos a dar nosotros. La mejor época para viajar a Oslo con niños es en verano, si me apuras mucho también nos vale finales de la primavera o principios del otoño.

Más horas luz, menos precipitaciones, temperaturas agradables, mayor y mejor oferta de ocio y cultural. Todo son ventajas

¿Y qué pasa con el invierno? ¿No se puede viajar a Oslo con niños en invierno? Pues claro que sí. De hecho así lo hicimos nosotros, bueno, era casi invierno cuando fuimos.

¿Qué nos vamos a encontrar en invierno si viajamos a Oslo con niños? Pues de entrada la magia de la Navidad, con su decoración, las luces, los mercadillos navideños, talleres para niños, etc … Pero también vamos a encontrarnos la oferta de ocio exclusiva de esa estación: patinaje sobre hielo al aire libre en diferentes plazas, pistas de trineo que recorren los bosques de la periferia, diferentes estaciones de esquí donde poner a prueba nuestras habilidades. En definitiva viajar a Oslo con niños en invierno también nos parece un excelente plan.

Oslo con niños - Akershus en invierno

Cómo llegar a Oslo con niños

El aeropuerto más próximo a Oslo es el aeropuerto de Gardermoen, donde vuelan las compañías tradicionales. Si llegamos a ese aeropuerto desde ahí mismo podemos coger un tren que nos dejará en la estación central de Oslo.

Hay otra vía de entrada a la ciudad, que es a través del aeropuerto de Torp, situado a 120 Km (1,5h aprox) de Oslo. Es donde vuelan las compañías low cost, algo que cuando se viaja en familia y se han de pagar tres, cuatro o cinco billetes es un importante dato a tener en cuenta.

Si esta es tú elección debes tener en cuenta el coste del posterior traslado en autobús a Oslo. Puedes consultar los horarios y tarifas en este enlace. Si compras los billetes online son más baratos que hacerlo directamente en el momento de viajar.

Los horarios de los autobuses están coordinados con los de las llegadas de los aviones y si el ahorro es considerable es una buena elección. Nosotros así lo hicimos y nos resultó bastante cómodo viajando con niños.

Dónde alojarse en Oslo con niños

Como ya hemos comentado la oferta de alojamientos en Oslo es extensa y hay un buen abanico de opciones donde elegir dentro de las capacidades de cada uno.

Nosotros, cuando viajamos a países donde la renta por cápita es más elevada que es España, valoramos mucho poder elegir un apartamento donde tener acceso a una cocina. Un lugar que nos permita empezar el día con un tranquilo desayuno en familia y relajarnos de forma cómoda por la noche.

Nosotros optamos por alquilar un apartamento en Oslo en la zona de Mandalls Gate. En un barrio tranquilo, multicultural, con algunos restaurantes cercanos, pequeñas tiendas de barrio y algún que otro súper. A escasos metros de una parada metro y a un pequeño paseo de la estación de autobuses a la que se llega desde el aeropuerto de Torp. También puedes ver y comparar hoteles en Oslo.

Opciones recomendadas para alojarse en Oslo con niños:

Norwegian Hotel Apartaments Sjongangen: Unos apartamentos situados en la zona de Aker Bridge y la marina de Oslo. Próximo a la zona del Ayuntamiento y a la terminal de ferrys que navegan por el fiordo.

Norwegian Apartaments Trelasgata: Una opción buena opción si llegáis a Oslo de noche, ya que se encuentran muy próximos a la estación central y a uno de los edificios más icónicos de la ciudad, la Casa de la Ópera.

Si somos de los que preferimos hoteles y tenemos buen presupuesto hay unos cuantos hoteles en la zona centro que cubrirán nuestras necesidades.

Hotel Scandic Victoria: Hotel que cuenta con habitaciones familiares y se encuentra justo en la zona del Parlamento, a escasos metros del mercado de navidad más importante de la ciudad, por si os decidís a viajar en esas fechas.

Saga Hotel Oslo Central: Situado a escasos 300 metros de la famosa calle Karl Johans y de la fortaleza de Akershus nos permitirá recorrer el centro de Oslo a pie sin tener que depender de la red de transporte público. Habitaciones amplias con literas para los más peques.

Hotel Radisson Blue Scandinavia: Quedarse en un hotel de la cadena Radisson es sinónimo de garantía. Muy próximo al palacio real y con unas instalaciones de lujo, hasta una piscina climatizada donde poder relajarnos al final del día.

Otros hoteles aptos para familias, que están perfectamente situados y muy populares en la zona son los hoteles que pertenecen a la cadena Comfort.

Cómo moverse en Oslo con niños

Antes de entrar en materia con las actividades vamos a presentarte a lo que será tu mejor amiga durante tu estancia en Oslo.

La Oslo Pass es la tarjeta que te da acceso libre a la gran mayoría de los museos de Oslo y el transporte público de la ciudad: metro, tranvía, buses y ferries..

También ofrece descuentos para aquellas actividades que nos están incluidas de forma totalmente gratuita así como para ciertos restaurantes y tiendas de la zona centro.

La Oslo Pass es gratuita para los niños hasta los tres años. Si tienes un niño o niña mayor de esa edad pero menor de 10-11 años, antes de comprarle un Oslo Pass, fíjate bien en los precios de las actividades que os interesen hacer ya que muchos le resultarán gratuitos o con un precio muy reducido.

Si no tienes intención de comprar el Oslo Pass, si que es interesante que sepas que todas las tarifas de transporte público son algo más baratas si las compras fuera de la estación, por ejemplo en el 7-eleven, que dentro en las propias maquinas expendedores. Imaginamos que lo harán para agilizar el movimiento de la gente en las estaciones. El sistema tarifario es único para metro, tren, tranvía, autobús y ferry (salvo el ferry de Bigdoy). Tienes toda la información accesible en la web de Ruter así como una app que te permite comprar todo desde el móvil.

Oslo con niños - Oslo Pass

Para los días que paséis en la ciudad sin la Oslo Pass existen unas tarjetas de transporte de 24h que te dan acceso ilimitado a los mismos transportes que con la Olso Pass, aunque si organizamos bien las visitas y nuestro alojamiento es céntrico podemos evitar comprarla, ya que se puede llegar a muchos sitios perfectamente a pie.

Tanto la Oslo Pass como la tarjeta de transporte se pueden comprar en las oficinas de información turística y activarlas en el momento que les vayamos a dar uso. 

Si vas a Oslo con niños con poco tiempo pueder llevar tú planning organizado desde casa. Puedes comprar entradas por anticipado para evitar colas, hacer un free tour y elegir entre las más de 10 excursiones y visitas guiadas a tú disposición consultando Oslo Civitatis

Qué hacer en Oslo con niños

Hay una amplia oferta de actividades y visitas para disfrutar de Oslo con niños.

Como ya te hemos comentado que nosotros viajamos a Oslo casi en invierno, vamos primero a proponerte las actividades que son aptas para las estaciones donde el clima es más agradable y dejaremos para el final aquellas que son exclusivas del invierno.

1. Visitar algunos de los mejores museos de Europa 

Museo del Fram

Uno de los museos más interesantes que se pueden visitar en Oslo con niños. Su protagonista es el barco Fram, aquel con el que el explorador noruego Admunsen emprendió la expedición que le llevó a conquistar el polo sur. Aunque el barco ya se había hecho famoso al sobrevivir tres años atrapado en el hielo ártico en el intento de Nansen de llegar hasta el Polo Norte.

Un museo bastante interactivo donde se pueden tocar las cosas sin temor a que se rompan, con varios juegos donde poner a prueba nuestra fuerza y reflejos y, algo importante para los niños, con cartelería en castellano que nos ayudará a seguir mucho mejor todas las explicaciones.

Oslo con niños - Proa del Fram

Oslo con niños - Cubierta del barco Fram

Puedes consultar toda la información con horarios y precios la web del museo del Fram

Museo Kon-Tiki

Se encuentra pegado al Fram y ya que estamos aquí no podemos irnos sin verlo. Un museo que gira en torno a la figura de Thor Heyerdahl, un aventurero noruego que estaba dispuesto a demostrar que las culturas precolombinas podían perfectamente haber realizado travesías transoceánicas, para ello no se le ocurrió otra cosa que cruzar el océano pacífico desde Perú hasta la Polinesia en una balsa hecha de troncos. Como su proeza le pareció poco, años más tarde realizó una travesía desde el norte de África hasta sudamérica con una embarcación tradicional de fibras vegetales tejidas.

Oslo con niños - Balsa Kon-Tiki

Como dato curioso, que descubrimos después de nuestro paso por Oslo, debes que el fundador del museo Kon-Tiki se retiró en Tenerife y todavía tuvo tiempo de montar un nuevo museo en la zona que todavía hoy levanta polémicas respecto a su significado y origen, hablamos de las Pirámides de Güimar.

Museo Vikingo

Un museo en el cual nos será muy fácil enganchar a los niños contándoles las historias que protagonizaban los vikingos. ¿Sabias que ya por el s.X habían llegado a norteamérica? Quizás Cristóbal Colón conquistó américa, pero lo de descubrir, en Noruega tienen una opinión bien diferente de ello.

Oslo con niños - Barco vikingo

Oslo con niños - Barco vikingo

En la web del Museo Vikingo, aparte de los precios y horarios, encontrarás un montón de datos históricos referentes a los barcos que se pueden ver.

Museo del Folcklore Noruego o del Pueblo Noruego

Este museo es como una pequeña Noruega en miniatura. Es una extensa finca situada muy próxima al Museo Vikingo donde podremos encontrar más de 150 reproducciones de construcciones típicas noruegas, que abarcan la evolución de los estilos de vida del pueblo noruego prácticamente desde el s.XII hasta el SXX.

Una visita cultural para realizar con niños, en un entorno natural, donde poder ir explicando como las poblaciones se han ido adaptado al medio en que vivían con la ayuda de los diferentes avances tecnológicos que iban surgiendo.

Oslo con niños - Iglesia tradicional en el Museo del Pueblo Noruego

El Norsk Folkemuseum, que es como se llama realmente, es uno de los museos más antiguos y más importantes para la población de Oslo. No solo muestra algunas de sus tradiciones, si no que además las mantiene vivas ya que sirve como escuela taller para los jovenes de la ciudad.

Rampa de salto de Holmenkollen y Museo del esquí

Ya que venimos con el chip aventurero puesto de las anteriores visitas podemos seguir con el museo del esquí, donde hay una buena representación de los grandes aventureros noruegos, precursores de la exploración polar.

Oslo con niños - Museo del Esqui

El museo es parte de las instalaciones de la famosa rampa de salto de Holmenkollen. Podremos subir a la parte más alta desde donde tendremos unas fabulosas vistas de todo Oslo y su fiordo.

Oslo con niños - Rampa de salto de Holmekollen

Oslo con niños - Vistas a Oslo y al fiordo desde Holmenkollen

Los niños -y adultos- más aventureros que busquen un poquito de adrenalina podrán bajar tirándose por la tirolina que hay instalada en los meses de verano o probar suerte en el simulador de saltos para tener la sensación de volar con Oslo a sus pies.

Toda la información de estas actividades, con sus horarios, precios, etc … y mucho más, como eventos y competiciones deportivas la podrás consultar en la propia web del club de Holmenkollen.

Museo Munch

Edward Munch es el artista de referencia noruego, su representante más famoso. Si no lo conoces seguro que si te nombramos y enseñamos su obra más famosa rápidamente lo identificarás, estamos hablando del famoso “El Grito” de Munch.

Si tu único objetivo es ver esa obra debes saber que no se encuentra en este museo, así y todo la visita al Munch Museet es recomendable. Un pequeño museo con un tamaño ideal para visitar con niños y que te acerca a la obra de este autor.

Oslo con niños - Museo Munch

Galería Nacional de Arte

Quizás sea un museo demasiado grande para visitar con niños y el recorrido se puede acabar alargado un poco más de la cuenta, algo que puede hacer que los más pequeños se pongan nerviosos.

El museo, imaginamos que anticipándose a esta situación, tiene un surtido de “carritos de bebé” a disposición de los visitantes.

Nosotros alguna vez hemos escuchado que este tipo de museos no son lugar para niños, que ya habrá tiempo de traerlos cuando sean más grandes.

Dejadnos que os digamos una cosa, solo vosotros podréis decidir cuando es el momento oportuno para realizar una actividad con vuestros hijos, no permitáis que nadie os robe esa decisión.

A nosotros nos gustan los museos, en ningún momento hemos pensado en renunciar a ellos. Llevamos a Magec a los museos desde que era un bebé. ¿Sabéis que hemos conseguido? Que a día de hoy, con 6 años, más de una vez tenemos que sacarlo nosotros delante de algún cuadro porque sino no hay manera de avanzar en la visita, se queda literalmente embobado contemplado hasta el más mínimo detalle.

Finalizado este alegato a favor de los niños en los museos vamos a hablar un poco de que os vais a encontrar en la Galería Nacional de Arte.

El museo está organizado en diferentes salas, con un orden lógico, donde se puede ir viendo la evolución del arte desde la antigüedad hasta la época contemporánea.

Obras de Picasso, Cezanne, Gauguin, El Greco, Rodin, etc, etc … y aquí sí, el famoso “El Grito” de Munch. Si te gusta el arte es una de las visitas imprescindibles de Oslo.

Oslo con niños - El Grito de Munch

Consultando la web de la Galería Nacional podrás organizar mejor tu visita para tratar de acortar el tiempo de la misma así consultar si hay alguna exposición itinerante de interés que te permita ir a ver tan solo determinados puntos del museo.

Museo Nacional de Ciencia y Tecnología

Los museos de la ciencia y la tecnología siempre nos han parecido un lugar ideal para visitar con niños. Instalaciones interactivas donde poder aprender a través de la experimentación y los sentidos, planetarios en donde poder viajar por el espacio interestelar, robótica… Un gran lugar donde dejar a los niños explorar libremente y simplemente deleitarnos viendo como disfrutan.

El museo de la ciencia  la tecnología de Oslo no iba a ser menos, así que visitarlo con niños siempre va a ser un buen plan. Pero tiene una pequeña pega y es que no está en el centro de Oslo, nos tendremos que desplazar para llegar hasta él. Pueder consultar los transportes que te llevan hasta el museo AQUÍ.

2. Subirnos por la paredes y techos de la Casa de la Ópera

Es uno de los edificios más representativos de la ciudad de Oslo y protagonista de muchas de sus postales. Se puede realizar una visita guiada por su interior, pero tan solo con acercarnos y visitar sus exteriores es más que suficiente.

Su curiosa arquitectura nos permite pasear por sus fachadas hasta lo más alto del edificio, donde podremos caminar y disfrutar de las vistas que nos ofrece al muelle y la ciudad.

Oslo con niños - Casa de la Ópera

Oslo con niños

Viajando con niños nos parece más un lugar donde ir por libre y visitar solo su exterior, pero si te interesa realizar la visita guiada por el interior en la web de la Casa de la Ópera de Oslo tienes disponible toda la información sobre los precios y su funcionamiento.

3. Visitar el Ayuntamiento de Oslo

Es el edificio donde se realiza la entrega del premio Nobel de la Paz y su interior está exquisitamente decorado con diversas obras de arte. En los exteriores, justo antes del acceso, las paredes están decoradas con diversos grabados que cuentan leyendas vikingas.

Oslo con niños - Ayuntamiento de Oslo

Oslo con niños - Hall del Ayuntamiento de Oslo

4. Sentirnos caballeros en la Fortaleza de Akershus

Construcción del año 1300 que alberga en su interior el Museo de la Resistencia y el Castillo de Akershus. Un lugar en el centro de Olso donde poder pasear y descansar un rato con vistas al fiordo. Su entrada en gratuita, no así la visita del castillo y el museo, aunque están incluidos en el Oslo Pass.

Oslo con niños - Fortaleza y castillo de Akershus

Puedes consultar toda la información con horarios y precios en este enlace.

5. Pasear por la calle más famosa de Oslo. La calle Karl Johans

Una de las arterias de Oslo. Se extiende prácticamente desde la estación central, donde está la Oficina de Turismo y la famosa estatua del tigre, hasta el Palacio Nacional. Paseando por sus calles podremos ver algunos de los edificios más representativos de la ciudad, como: la Catedral de Oslo, el Parlamento, el Teatro Nacional, la Universidad, así como un sinfín de tiendas. Karl Johans es sin duda la calle más bonita de todo Oslo.

 

Oslo con niños

6. Pasear por el parque de las esculturas de Vigeland

Es el parque más famoso de Oslo. Contiene más de 200 esculturas del artista noruego Gustav Vigeland. Muchas de ellas giran en torno al mundo de la familia y de las emociones. Dentro del parque hay una gran zona de juegos que hará las delicias de los más pequeños.

Oslo con niños - Estatua dedicada a la familia en Vigeland

Oslo con niños - Parque infantil en Vigeland

7. Generar adrenalina en el Parque de atracciones Tusenfryd

Situado a 20 km al sur de Oslo es el parque de atracciones más grande de todo Noruega. Cuenta con atracciones para todas las edades e incluso una zona de baño. Fácilmente accesible en transporte público desde el centro de Oslo con el autobús nº500. Su acceso no está incluido en el Oslo Pass, aunque si tenemos la tarjeta nos harán un 20% de descuento. Desde la propia web del parque de atracciones de Oslo puedes comprar las entradas.

8. Imaginar que somos vikingos navegando por el fiordo de Oslo

No hace falta llegar hasta Bergen o embarcarse en un lujoso y caro crucero para navegar por los famosos fiordos noruegos. Oslo tiene su propio fiordo, salpicado de pequeñas islas, a las cuales se puede acceder en un ferry de línea que recorre el fiordo. Una cómoda y económica oportunidad de salir de la ciudad y conocer la vida de los isleños del fiordo. También podéis recorrer Oslo desde el mar con un tour en un velero

Oslo con niños - Casas coloridas de las islas del fiordo

9. Prácticar senderismo en los bosques de Oslo

Oslo se encuentra delimitada al sur por un extenso fiordo y rodeada de pequeñas colinas llenas de bosques. Ya sea desde la zona de Holmenkollen o desde la de Frognerseteren podremos realizar diferentes sencillas rutas de senderismo por el interior de los bosques.

Una vez inmersos en la naturaleza, si prestamos atención y guardamos un poco de silencio no nos será nada difícil escuchar a la fauna del lugar y quien sabe, si con un poco de suerte, podremos verla también.

10. Creernos Mogwli en el Parque de Aventuras

A unos minutos de la parada de metro de Voksenkollen nos encontramos con el Parque de Aventura. Un lugar donde poner a prueba nuestra destreza y también nuestro vértigo.

Nueve circuitos con más de 150 retos de diferentes dificultades. Con alturas mínimas para los más pequeños hasta alcanzar los 20 metros de altura en los más difíciles.

El parque tambien cuenta con diversas tirolinas, siendo la mayor de ellas de 230 metros de longitud.

Si queremos pasar el día completo, cuenta con cafetería-restaurante donde poder comprar comida, pero también con una zona de parrillas donde poder prepararnos nuestra propia barbacoa. Si quieres llegar preparado y sabiendo las pruebas que te esperan no dejes de consultar la web del SummerPark.

Qué hacer en Oslo con niños en invierno

Toda la relación de actividades mencionadas hasta el momento, salvo el parque de atracciones y el parque de aventuras, son perfectamente realizables en invierno, pero la falta de horas de luz y el frío o precipitaciones que nos podremos encontrar hará que necesitemos algunos días más que en verano para poder hacerlas.

Pero, en cambio, todas las que os vamos a nombrar ahora son actividades únicas y exclusivas de la época invernal. Así que si quieres disfrutar de ellas deberás viajar de principios de diciembre a, como mucho, mediados de marzo.

11. Disfrutar de la magia de la navidad en los mercadillos navideños

Se montan varios de ellos en diferentes plazas de la ciudad pero a nosotros, el que más nos gustó, es el que se encuentra en la calle Karl Johans entre los edificios del Teatro Nacional y el Parlamento.

Multitud de puestecitos navideños con productos típicos noruegos, dulces, chocolate y vino caliente, diversas zonas con pequeñas hogueras donde poder entrar en calor, ¡una noria!, un carrousel …. Todo envuelto con melodías navideñas que le dan al lugar un ambiente realmente mágico, donde los más pequeños de la casa no podrán dejar de lucir una sonrisa de oreja a oreja.

Oslo con niños - La magia de los mercadillos navideños

12. Patinar sobre hielo al aire libre

Un clásico para las familias locales en Oslo con niños. También en diversas zonas de la ciudad se montan pistas de patinaje sobre hielo al aire libre, muchas de ellas de acceso gratuito. Tan solo tendremos que alquilar los patines y disfrutar de la actividad.

¿Quién no ha visto en las típicas películas navideñas americanas esas escenas románticas que se desarrollan en una pista de patinaje al aire libre? Pues no hace falta viajar a New York para recrearlas, en Oslo también lo podremos hacer.

Oslo con niños - Pista de patinaje sobre hielo

13. Deslizarse por la nieve con trineos atravesando bosques

Cuando hablamos del senderismo con niños en Oslo mencionamos dos zonas, la de Holmenkollen y la de Frognerseteren. Es en esta segunda zona donde en invierno podremos disfrutar de una pista de trineos de varios kilómetros de longitud, conocida como Korketrekkeren (sacacorchos en castellano).

El circuito finaliza en la estación de metro de Midtstuen, así que tan solo nos hará falta coger el siguiente tren que pase para volver al inicio y disfrutar de una nueva bajada.

La pista de trineos está iluminada y se puede usar hasta las 21h, salvo los domingos, que cierra a las 18h. El acceso es gratuito y tan solo hay que alquilar el trineo para disfrutar de ella.

Puedes consultar toda la información con horarios y precios en este enlace.

14. Disfrutar del esquí en el Parque Invernal de Oslo

Oslo cuenta con una estación de esquí a tan solo treinta minutos de la ciudad y accesible en transporte público. 18 pistas de esquí con 11 remontes que dan acceso a ellas. Zona de snow con half pipe, circuitos de esquí de fondo y, como no, una zona infantil y de debutantes para iniciar a los más pequeños en el mundo el esquí.

Al igual que la pista de trineos cuenta con iluminación hasta las 22h (las 17h en fin de semana) permitiéndonos disfrutar de la experiencia de poder esquiar de noche. Tienes más información sobre los precios, servicios y actividades disponibles en la propia web del WinterPark.

Oslo con niños - Mapa de pistas de la estación de esquí de Oslo

Como has podido ver, viajes a Oslo en verano o en invierno, tengas intención de hacer un viaje cultural o más bien de contacto con la naturaleza, no te faltarán actividades y visitas para conocer a fondo la capital noruega.

Gracias a la iniciativa de las autoridades en materia de turismo, organizar tu viaje por libre a Oslo o a cualquier otro rincón de Noruega cada vez se está volviendo una tarea más sencilla usando las webs oficiales de la Oficina de Turismo de Oslo y Turismo de Noruega. Con un poquito de trabajo y paciencia uno puede sacar bastante información de ellas que se transforma en oro a la hora de organizar tu viaje a Oslo con niños-

15. Dejarse llevar en excursiones y visitas guiadas 

Si vas a Oslo con niños con poco tiempo déjate llevar. Si quieres comprar entradas por anticipado para evitar colas y poder hacer hacer un free tour y más de 10 excursiones y visitas guiadas te recomendamos consultar Oslo Civitatis

 

No te lo pienses más, compra unos billetes y corre a disfrutar de Oslo con niños.

+ info Oslo con niños

Mundo Magec

Top escapadas Europa con niños

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!

0 comentarios

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Javier Vique

Agente de viajes de profesión y viajero por vocación. Hace ya unos cuantos años inicié un viaje que acabó conmigo en las Islas Canarias, donde me enamoré de sus paisajes y sus gentes y me hizo establecerme definitivamente. Después de formar una familia las ganas de viajar no se han reducido lo más mínimo y desde que podemos nos escapamos a cualquier rincón del globo. Viajamos por libre, de forma sostenible y resposable y lo vamos contando en www.elmundodemagec.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.