Viajar a Munich con niños es una excelente idea, un destino con personalidad que no defrauda. Aquí vas a encontrar unas cuantas propuestas tan inspiradoras como prácticas basadas en nuestra propia experiencia para que te montes tu propio viaje en familia y al final de la entrada un mapa con todos los planes localizados.

Munich (München en alemán) es uno de esos destinos europeos clásicos y a la vez siempre renovados con alicientes para todas las edades. Una capital alemana perfecta para una escapada con niños o como complemento a una ruta de vacaciones que incluya por ejemplo la Selva Negra o Austria país con cuya cercana frontera delimita al sur.

Munich con niños

Contemplando Alemania desde el cielo por primera vez

Munich es la orgullosa capital de Baviera, una de las regiones industriales más formidables y ricas a nivel tanto europeo como mundial. Dotada de una personalidad propia, culta, católica y muy aplicada ofrece también un lado festivo y expansivo.

.

Munich es altamente recomendable para una escapada en familia siendo una de las capitales más child friendly de Europa junto a Berlín, Viena, Copenhaguen o Amsterdam.

Esta ciudad es ideal para ser recorrida caminando en bicicleta, cochecito o…patinete. Está dotada de amplias zonas peatonales, rampas, zonas verdes y, como veremos, es fácil encontrar parques de juego así como multitud de bares y cafeterías kindercafes con cambiadores y zonas de juego

img_0678.

Seguramente en todo esto tiene mucho que ver el hecho de que en Alemania todo está pensado para que las familias se puedan hacer cargo de los niños hasta bien grandecitos mediante ayudas reales a la conciliación (que envidia).

Hay poca oferta de guarderías y las que hay son caras. Además una canguro es un lujo poco frecuente. Los niños no van al colegio hasta los seis años y los horarios en los primeros años escolares son cortos de talmanera que la tasa de madres y padres que van con sus hijos a todas partes en Munich es bastante alta.

Cuando viajar a Munich con niños

Múnich goza de un clima continental muy influido por la proximidad a los Alpes. La diferencia de temperaturas a lo largo del día puede ser muy alto y tampoco es infrecuente la irrupción de tormentas súbitas así que de entrada os recomendados la estrategia de vestimenta cebolla, o sea, por capas.

Munich tiene como dos momentos álgidos de turismo a lo largo del año. Por una parte su replicada en medio mundo Octoberfest, de mediados de septiembre a principios de Octubre. Por la otra su mercado de Navidad, que se pueden disfrutar durante todo el mes de Diciembre, uno de los más bonitos de toda Alemania.

Muy recomendable en primavera y verano si quieres disfrutar plenamente de sus parques y atracciones exteriores. Nosotros nos escapamos a Munich 4 días de Otoño en un mano a mano viajero padre-hija aprovechando los tentadores precios de vuelos low cost al cercano areopuerto de Memmingen que pueden conseguirse en esas fechas siempre que no coincidan con el citado y multitudinario Octoberfest. Puedes consultar aquí vuelos a Munich.

Si sois al menos cuatro y/o vais muy cargados os saldrá a cuenta contratar un servicio de tralado privado desde el hotel al aeropuerto (y viceversa) en este enlace.

Si vais en invierno a Munich…bien abrigaditos!. Enero es el mes más frío con una temperatura promedio de -2°C. Las nevadas suelen visitar Munich al menos un par de semanas.

Los veranos en la ciudad de Múnich son suaves, con una temperatura máxima promedio de 24°C que estos últimos años está llegando alegremente a los 30°C momentos que los muniqueses no desaprovechan para abarrotar sus animadas terrazas, los biergarten, que encontraréis por plazas y parques de toda la ciudad.

Apartamentos y hoteles en Munich con niños

Esta es una de las ciudades de Alemania más visitadas, un destino de moda con multitud de opciones donde siempre es recomendable reservar con antelación. Puedes consultar un comparador de hoteles en Munich. Nuestra selección de apartamentos y hoteles ideales para familias en la capital bávara es:

City Aparthotel München

El City Aparthotel München está ubicado muy céntrico en Múnich, en una zona peatonal a 3 minutos a pie de la Karlsplatz (Stachus) y de Sendlinger Tor. Ofrece apartamentos insonorizados con aire acondicionado, WiFi gratuita en todas las instalaciones, cocina totalmente equipada, lavadora, plancha, plancha y tendedero. En el alojamiento hay un restaurante muy de agradecer para desayunos y cenas.

MEINNINGER City Center

Una apuesta ganadora. El MEINNINGER City Center es una excelente relación precio-calidad para familias a medio camino de un albergue y un hotel situado en el centro de Múnich, a 8 minutos a pie de la estación central. Todas las habitaciones con baño y adaptadas a familias numerosas. Ofrece el uso gratuito de una cocina común y disponible de una sala de juegos con ordenadores y videojuegos. Admite mascotas. Cuenta con un bar-cafetería propia y desayuno buffet. De la misma cadena tienes el MEININGER Hotel München Olympiapark

Eurostars Grand Central

El Eurostars Grand Central es un cuatro estrellas que alberga un elegante spa con piscina cubierta, sauna y sala de fitness de uso gratuito. Este hotel con habitaciones familiares y acogedor suelo de madera es de estilo moderno se encuentra a solo 800 metros de la estación central de Múnich con habitaciones insonorizadas, restaurante propio y completo desayuno.

Anna Hotel

El Anna Hotel ofrece habitaciones insonorizadas familiares amplias y coloridas. Situado en plena Karlsplatz cerca de todo ocupando un icónico edificio con fachada circular a 3 minutos a pie de la estación central de Múnich. Su restaurante sirve platos orientales y mediterráneos.

Cosas que ver y hacer en Munich con niños

1. Recorrer el centro histórico de Munich

La mejor manera de empezar con buen pie y ubicaros es reservar esta visita gratis en español por el centro de Munich.

Durante este paseo podréis disfrutar de las explicaciones sobre esta moderna y rica ciudad olímpica de pasado principesco que afortunadamente conserva un importante patrimonio arquitectónico que supo reconstruir en buena medida tras las heridas que dejaron los intensos bombardeos sufridos durante II Guerra Mundial.

Tras la visita guiada es un gustazo dejarse llevar por la intuición y lanzarse a recorrer por las animadas calles peatonales de su casco viejo donde se alternan locales comerciales, edificios históricos con puestos callejeros es en sí mismo todo un placer.

Espléndida y bella, la MarienPlatz Munich

Munich con niños. Que chulada el carillón de la torre Neus Rathaus en MairenPlatz

Que chulada el carillón de la torre Neus Rathaus en MairenPlatz

Orientándonos como posible punto de entrada desde la KartsPlatz atravesando la puerta de antigua muralla de Karl (Karlstor) y bajando por la NeuhauserStraße la célebre MairenPlatz es el auténtico corazón social y sentimental donde tomarle el pulso a Munich. Aquí se encuentra la Neus Rathaus (Municipio Nuevo) el icónico palacio neogótico.

La coreografía musicada del carrillón de su preciosa torre es un espectáculo que no os podéis perder. Estad atentos porque solo se activa cada día con las campanadas de las 11 y a las 17 horas en punto.

Es posible subir a la torre y desde allí contemplar unas vistas únicas de todo el casco viejo de Munich. En la MairenPlatz también se encuentra la oficina central de información turística.

Siguiendo un poco más abajo se encuentra el precioso el Altes Rathaus (antiguo municipio) y su torre dónde está el pequeño Museo del Juguete (no entramos) que desemboca en Viktualienmarkt, la zona de calles y plazas antiguamente mercado medieval de campesinos hoy lugar de cita imprescindible para gourmets y en general para todos aquellos interesados en probar las especialidades locales en alguna de sus tiendas, paradas o tomándose un merecido descanso en alguno de sus biergartens.

Viktualienmarkt Munich

Viktualienmarkt Munich

Viktualienmarkt Munich Biergarten

Abiente en los Biergarten de Viktualienmarkt en Munich

El centro de Munich es una fiesta para los amantes del shopping. Volviendo a la MarienPlatz desde ella nace la Sendlinger Strasen otra de las comercialmente fuertes con especial presencia de tienda de ropas y complementos.

Como elemento crítico que emparenta a Munich con tantas capitales nos llama la atención presencia la cantidad de grandes franquicias globales que cada vez homogeneizan más las calles de los centros urbanos en detrimento del comercio tradicional con el peligro de que cada vez se asemejen más a aeropuertos al aire libre.

2. Tomarse algo y comer en Munich con niños

Además de las celebre grandes cervecerías en Munich existen numerosos bares y cafeterías espaciosas (kindercafes) más pensadas para las familias que cuentan con aparca-cochecitos y ofrecen salas de juego interior para los niños. Además en primavera y verano es muy fácil encontrar biergarten, las populares terrazas exteriores donde saborear una cerveza y comer algo (es habitual llevar pic nic y solo pedir la bebida) situadas en parques o plazas sin tráfico.

img_0686

En el Hofbräukeller, 100% child friendly

Como ejemplo del lo primero os podemos recomendar Hofbräukeller, una cervecería histórica bávara con biergartën y un interior super espacioso con mesas enormes situada en Wiener Platz el corazón del barrio de Haidhausen donde los camareros/as van vestidos con trachten, la ropa típica bávara.

Otro de los biergartën más child friendly y clásicos de la ciudad es el Seehaus situado justo en el centro de Englishen Garten.  Se puede consultar un mapa con todos los biergardens de Munich a través de este enlace.

img_0681.

Entre las especialidades culinarias locales destacan las omnipresentes Brezel (características trenzas alemanas con un toque salado) de todos los tamaños y con múltiples combinaciones, las típicas salchichas blancas cocidas (Weißwurst) de carne de ternera que se consume con mostaza dulce o las salchichas con chucrut (col blanca hervida, Sauerkraut mit Wurst).

Para seguir con la tradición no habrá más remedio que sacrificarse probando alguna de sus cervezas famosas por la pureza de su elaboración y distribuidas bajo marcas que forman parte del acervo cultural muniqués como son Löwenbräu Spatenbräu, Hofbräu, Paulaner y Hacker-Pschorr, todas ellas con fábricas en la ciudad. Para los niños destacan los deliciosos zumos de manzana muy comunes aquí y como postre la tarta de manzana, canela y frutos secos Strudel…ñam!, Munich es un auténtico paraíso para los amantes de las tartas!

La tarta Estrudel, otra delicia de Munich con niños

La tarta Estrudel, otra delicia de Munich con niños

En lo personal y a mi que me pirra la comida oriental otro de los atractivos de Munich es la gran presencia de restaurantes turcos, super auténticos. Por toda la ciudad también encontraréis bastantes italianos y por supuesto buen pan alemán.

3. Jugar en los mejores parques de Munich

En Munich abundan los parques y entre ellos merece la pena destacar una auténtica gozada.

El Englischer Garten, situado a orillas del río Isar que atraviesa toda la ciudad, es un céntrico e inmenso parque inspirado en los jardines románticos ingleses del siglo XIX donde encontraremos numerosas praderas para correr y zonas de juego (playgrounds) para los niños así como lagos, canales, palacios, y obviamente bierargartëns como el citado Seehaus. Otro de los encantos de este parque es la cantidad y variedad de árboles que atesora, en nuestro caso fue un placer pasear entre la combinación otoñal de colores ocres y marrones.

Englischer Garten, otro de los platos fuertes de Munich con niños

Englischer Garten

Plaground en el Englischer Garten

Playground en el Englischer Garten

El Olimpiapark es un parque periurbano inmenso al que es muy fácil llegar en transporte púbico. Tal y como indica su nombre alberga entre sus colinas las principales instalaciones deportivas de las míticas Olimpiadas de Munich 72 con una arquitectura que de verdad merece la pena ver de cerca.

Perfecto para pasear y oxigenarse en el Olimpiapark se encuentra un enorme lago donde alquilar unas barcas para navegar acompañado de los cisnes que lo recorren. Lugar donde se celebran los grandes eventos deportivos y conciertos de la ciudad. Si estás pensando en ir a Munich en fin de semana te recomiendo consultar su web pues tu visita puede coincidir con algún espectáculo familiar de interés.

img_1049

Puesto de Bratwurst en el Olimpiapark de Munich

Puesto de Bratwurst en el Olimpiapark de Munich

En el Olimpiapark puedes subir a la torre olímpica de 190 metros para contemplar unas vistas de 360 grados de toda la ciudad que llegan a los Alpes (nos lo reservamos para la próxima). Si viajar a Munich en en Agosto no te puedes perder el Impark un festival que tiene lugar en este super parque con multitud de conciertos y atracciones gratuitas.

4. Acercarte el mundo de BMW

Hay que tener muy presente que Munich es una de las mayores capitales automovilísticas del mundo. Una de las indudables atracciones que brillan con luz propia en el Olimpiapark es la Bayerische Motoren Werke ¿te suena? Son las palabras que se esconden bajo el acrónimo de BMW; la mítica marca alemana que tiene su sede en aquí en un espectacular edificio.

img_1083

Genial veículo no tanto por lujoso como por eléctrico!

Vale la pena acercarse a contemplar la doble propuesta. Por una parte se encuentra el museo BMW de impactante arquitectura y diseño donde se muestra su historia y por otra muy cerca el BMW Welt una especie de show room espectacular de entrada libre donde o que más nos gustó más allá del despliegue de lujo fue su prototipo eléctrico…que ya va siendo hora de cambiar el chip!

5. Alucinar en el Deustches Museum

Lo apuntábamos al principio Munich es una ciudad puntera de enorme tradición histórica donde el gobierno local fomenta el desarrollo de la industria de alta tecnología y proyectos de investigación en los ámbitos de la biología, editorial, las tecnologías de la información, aeroespacial y automovilística.

img_0933

Deustches Museum

Clásico y moderno. Altamente interactivo. Un museo imperdible

Magníficamente situado en una isla sobre el río Isar, el Deutsches Museum se ha convertido en una auténtica escuela para padres e hijos, demostrando una vez mas que ciencia, tecnología y diversión, pueden convivir sin problemas. Es por ello que forma parte de nuestra selección especial de museos divertidos para visitar con niños.

img_0948

La parte dedicada a la física permite hacer célebres experimentos de demostración

El edificio principal se inauguró en 1925 y en la actualidad alberga miles de objetos desde la Edad de Piedra hasta el presente. Entre todas las piezas históricas que podemos encontrar, destacan el primer avión pilotado por los hermanos Wright, el primer automóvil de Karl Benz y el Submarino U1, además de otros objetos relacionados con el transporte, la minería, la astronomía, la química, la física y la informática.

Lo mejor para visitarlo con niños es que se trata de un museo bastante interactivo. El Deutsches Museum también cuenta con simuladores, pantallas táctiles, una buena  sin olvidar las exposiciones temporales, servicios de visitas guiadas y un providencial guardarropa.

Deutsches Museum imprescindible en Munich con niños

Deutsches Museum imprescindible en Munich con niños

Simulador de vuelo.Deutsches Museum imprescindible en Munich con niños

Simulador de vuelo en el Deutsches Museum

Entre sus puntos a favor decir que se trata de un museo vivo muy frecuentado y con precios asequibles. Como contrapunto crítico debemos decir que la sala dedicada específicamente a los niños no está a la altura del resto del museo. Visitar todo el museo es casi imposible, pero os recomendamos al menos reservar una mañana o tarde completas. Y otra recomendación: cuando entres pregunta y reserva tu plaza para las exhibiciones del Planetarium que tienen lugar cada dos horas.

6. Comprar en Munich con niños

Ya lo apuntabamos, por gracia y obra de la globalización cada vez se encuentra más de lo mismo en todos los lugares. Sin embargo hay tres tiendas que captaron nuestra atención y que me gustaría recomendarte. Por una parte el Trachten Moser una super amplia y céntrica tienda donde podéis encontrar desde los típicos trajes y complementos típicos bávaros hasta otros con renovados diseños inspirados en ellos de todas las tallas. Amplio catálogo online.

Globertrotter, mega store de los viajes en Munich

Subiéndonos literalmente por las paredes en el Globertrotter de Munich

Para viajeros sin remedio ni perdón no lejos de la MairenPlatz se encuentra Globertrotter la mayor tienda que han pisado mis pies para inspirar y equipar viajes y excursionismo, una pasada! La megastore ocupa un edificio entero de seis pisos con nutridas secciones infantiles y donde los peques pueden practicar la escalada indoor.

Juguetería Obletter Spielwaren

Juguetería Obletter Spielwaren

Hablando de jugueterías en la misma Karlsplatz está Obletter Spielwaren la más completa de Munich. La visitamos tres veces y menos mal que nos echaron porque estuve a punto de quedarme a dormir. Otra juguetería (nos la perdimos, snif) mucho más coqueta y especializada en madera y linea craft es Kunst und Spiel

7. Visitar un estadio de fútbol alucinante

El club de fítbol alemán más célebre. Muy recomendable apuntaros a esta visita guiada en español al estadio del FC Bayern München (ver aquí) el moderno, estilizado Allianz Arena, todo un emblema de la ciudad.

Un autobús os recoge en la Estación Central de Múnich y os lleva directos. Paseando por las entrañas de este estadio podréis conocer los detalles y mil anécdotas de uno de los clubes deportivos imprescindibles del fútbol europeo construido en 2006 con ocasión del Mundial de fútbol, uno de los estadios más vanguardistas de Europa y un prodigio arquitectónico.

Además, el guía experto en la historia de “los bávaros”, explica los momentos e historias más interesantes del club de fútbol alemán, donde se han forjado una gran cantidad de míticos jugadores, como Franz Beckenbauer, Gerd Müller. Miro Klose o Robert Lewandowski.

8. Visitar el palacio urbano más grande de Alemania

Es el Palacio Residenz y está Munich, una ciudad fiel a su pasado noble y principesco. Existe una visita guiada en español (ver aquí) con una dos horas de duración y los niños menores de 12 años gratos. La visita sale cada mañana de la céntrica plaza Max-Joseph Platz desde la que parte un paseo por este esplendoroso palacio que atesora más de 500 años de historia y está situado en pleno centro de la capital de Baviera.

Pocas coas cautivan más la imaginación de los niños que contemplar un autentico palacio. Durante la visita explicada por su interior se recorren las estancias más relevantes de este elegante edificio muniqués, residencia de la Familia Real bávara nada menos que entre los años 1386 y 1918. Lo que inicialmente fue un sencillo castillo fue convertido por la familia Wittelsbach en el suntuoso complejo de 125 habitaciones que puede admirarse hoy.

Si os quedáis con ganas de más palacios justo a las afueras del centro de la ciudad, y de fácil acceso mediante el metro o el tranvía (S-Bahn) podeis visitar el Palacio de Nymphenburg es una gran residencia barroca con mucha historia.

9. Descubrir el castillo que inspiró a Disney

Una escapada estrella desde Munich. Bienvenidos al Castillo de Neuschwanstein es el castillo de cuento de hadas por excelencia. Ubicado a una hora y media a las afueras de Múnich en autobús o en coche alquiler. Fue construido por Mad King Ludwig II y prestado por Walt Disney como inspiración para su icónico Sleeping Beauty Castle de Disneyland, que aparece en la película de la Bella Durmiente en 1959.

La belleza del lugar va aparejado a una historia a nivel. Lo mandó construir el rey Luis II de Baviera en la segunda mitad del S.XIX, llamado por sus súbditos “el Rey Loco”. Un monarca soñador y taciturno al que le gustaba más la música y la lectura que gobernar su propio reino.

Este edificio es una maravilla arquitectónica lleno de florituras wagnerianas únicas. Atención, mejor reservar con antelacion porque la compra de entradas pueden ser un problema durante las temporadas altas de turismo pues muchas compañías de viajes lo ofrecen como una excursión de un día desde el centro de Múnich. Puedes reservar un combinado de tren desde Munich  + visita guiada en español a través de este enlace.

10. Marcarse una super escapada al Playmobil Fun Park

Esa fue otra razón de peso para elegir Munich para viajar con niños. Y eso que el Playmobil Fun Park está a 170 kms de distancia muy cerca de Nuremberg ciudad donde tiene su principal factoría y donde tiene lugar anualmente la mayor feria de juguetes de Europa. No nos arrepentimos ni un instante de haber pasado una jornada inolvidable en este paraíso del juego simbólico.

Si no podéis visitar el Playmobil Fun Park alojados en Nuremberg (eso sería lo ideal) os recomendamos sí o sí la opción de tren rápido (alcanza hasta los 300 kms/h) que sale desde la Central Train Station de Munich hacia Franfurtk y que, tras tan solo tres paradas, te deja a un solo transbordo de tren del parque en una hora y cuarto. Eficacia alemana sin necesidad de trenes de alta velocidad…ni falta que les hace.

img_0850

El castillo del Playmobil Fun Parc es una pasada!

Playmobil fun park indoor

Mesas junto a las inmensa zona de juego interior en el Playmobil Fun Park

La mayoría de asistentes (supongo que salvo en verano) son familias alemanas. Sus espacios interiores son grandes, acristalados y confortables contando con espacios donde jugar con…miles de playmobils!.

Las zonas exteriores también amplias y variadas en continua renovación recrean escenas y paisajes del universo Playmobil en tamaño XXL como son entre otros el barco pirata, el mundo de los dinosaurios, una comisaría, un gran lago, un super castillo y por supuesto un gran playground. Mi hija alucinó, la verdad es que es una chulada de la que me temo que no querréis salir sin visitar su completa tienda.

img_0822

El barco pirata es una de las grandes atracciones de este parque

Playmobil fun park with kids

Preciosos colores del otoño

img_0831

Zona de dinosaurios y exploradores en el Playmobil Fun Park

Con mesas de picnic y servicios de restauración el Playmobil Fun Park da perfectamente para una intensa jornada. En nuestra opinión la edad ideal para que lo disfruten los niños está entre los 4 y los 10 años. Consulta horarios en la recientemente renovada web oficial Playmobil Fun Park, el parque cierra a media tarde. Según nos comentan en invierno algunas instalaciones están cerradas y el parque se encuentra algo desangelado.

En el Playmobil Fun Park ni te clavan en la entrada ni te registran para decomisarte un bocadillo. Este parque temático sin tener la grandilocuencia, ni el marketing ni las desesperantes colas de otros super-parques vale sobradamente la pena. Otra de las escapadas con niños desde Munich que no podemos dejar de mencionar es el Lego Park de Alemania.

Definitivamente vale la pena. Si todavía no lo has hecho ves apuntando Munich con niños en tu agenda viajera. Si vas, ya nos cuentas y si ya has ido…¿añadirías alguna recomendación a esta lista?. Como siempre esperamos leerte vía comentarios.

+ info sobre Munich con niños:

Más planes familiares en Alemania

Alojamientos en Munich

Web oficial de Munich

¡Comparte con tus amigos y familiares!